Latest Event Updates

HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA

Video Posted on

VIDEO A FAVOR DE LAS ENFERMEDADES RARAS

TELEMARATÓN POR LAS ENFERMEDADES RARAS

Aside Posted on Updated on

#Stargardt ¿Sabías que con un SMS solidario puedes ayudar a la #investigación en #EnfermedadesRaras? Envía RARO al 28030 @Todossomosraros

#Telemaratón en RTVE por las #EnfermedadesRaras. Subasta solidaria por la investigación.

Sin educación no hay nada, sin investigación tampoco.

Gracias a la iniciativa de FEDER y a los profesionales de medios de comunicación que nos brindan su tiempo y su fuerza para que todos seamos conscientes por un momento qué significa tener una enfermedad sin tratamiento, sin diagnóstico, sin cura.

TODOS SOMOS RAROS, TODOS SOMOS ÚNICOS

El momento de apostar por las enfermedades raras

Posted on

  • Hay unas 7.000 enfermedades catalogadas como raras

  • En España, se calcula que hay unos tres millones de afectados

Desde que el término enfermedad rara se acuñó por primera vez hace 36 años ha pasado poco tiempo pero, desde entonces, estas patologías han ido haciéndose más visibles para la sociedad.

En 1978, la revista científica Pediatrics publicó una lista de enfermedades con expresiones clínicas y síntomas muy distintos pero con varios rasgos en común: en su mayoría eran genéticas, crónicas y mortales, eran las rare diseases o enfermedades raras o poco frecuentes, en español.

Image

Se denomina “enfermedad rara” o infrecuente a las patologías que afectan a pocas personas en el mundo (menos de 5 afectados por cada 10.000 habitantes).

Algunas como la fibrosis quística, Enfermedad de Stargardt,  la distrofia muscular, la hemofilia A, la retinosis pigmentosa, la enfermedad de Duchenne, o cualquier tipo de cáncer infantil (incluidas las leucemias), son enfermedades raras bastante conocidas pero hay otras, “las ultrarraras”, que cuentan con menos de 100 casos en todo el mundo.

“Actualmente hay 7.000 enfermedades raras catalogadas pero en realidad hay muchas más que aún no han sido reconocidas o no se han definido bien sus características clínicas”, ha señalado en declaraciones a EFE el director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (Ciberer), Francesc Palau.

De hecho, tal y como señala este especialista, aunque la investigación en este campo vive su mejor momento, su elevado número dificulta mucho su estudio porque “ningún país tiene capacidad para estudiar tantas” dolencias.

Según datos de la Asociación Española de Laboratorios de Medicamentos Huérfanos y Ultra-huérfanos (AELMHU), sólo en el 10% de las enfermedades hay un mínimo conocimiento científico y un porcentaje aún menor dispone de algún tipo de tratamiento específico, informa Europa Press.

En el marco del Ciberer, 60 grupos con 28 instituciones asociadas (universidades, centros de investigación, hospitales, etc) tienen relación clínica-diagnóstica diaria con cerca de un millar de enfermedades raras pero, además “con fondos específicos”, esta red de investigación estudia “a fondo” unas 120-130 patologías. Se calcula que en nuestro país hay en torno a 3 millones de afectados por algún tipo de enfermedad catalogada como rara.

A menudo estas patologías les impiden llevar una vida normal, trabajar, independizarse, formar una familia y, en definitiva, participar activamente en la sociedad.

Avances

Rosario Perona, investigadora del Ciberer especializada en disqueratosis congénita apunta que “en los últimos diez años, las nuevas tecnologías para localizar y asociar mutaciones y el uso de la secuenciación masiva del genoma”, han permitido grandes avances.

Además, el Ciberer ha facilitado la comunicación entre investigadores y clínicos,” lo que ha servido para que cada vez más gente se incorpore a este campo de investigación”.

Por eso esta investigadora cree que el futuro es “prometedor” pese al elevado número de enfermedades raras (en algunos casos incluso es difícil encontrar pacientes para hacer estudios).

La decisión de investigar unas y no otras, explica Palau, no se basa en la prevalencia, “de hecho, se estudian algunas ultrarraras”, sino que “surge del interés del investigador, que se interesa por un problema patológico derivado de la interacción con los pacientes, o de iniciativas concretas que aportan fondos, normalmente procedentes de mecenazgos de Fundaciones, asociaciones de enfermos, etc”.

En cuanto al diagnóstico, el director científico del Ciberer sostiene que la formación de los médicos del sistema nacional de salud es “excelente”, lo que permite diagnosticar rápido.

No obstante, reconoce que “sería bueno crear los circuitos necesarios” para derivar a los pacientes hacia los especialistas, un proyecto que ya tiene diseñado el Ministerio de Sanidad y que una especie de “mapa de unidades de experiencia, con información sobre las unidades hospitalarias dedicadas a las enfermedades raras”.

Lo que está claro, subraya Palau, es que en poco tiempo estas patologías ya han adquirido una visibilidad dentro y fuera del sistema sanitario (muchas incluso se diagnostican pocos minutos después de nacer).

El talón de Aquiles de la investigación en enfermedades raras, coinciden Palau y Perona, es la falta de recursos.

“En España no destinamos a la ciencia ni el 2% del PIB, aunque debía ser un objetivo ineludible”, puntualiza Palau.

“Necesitamos fondos sobre todo para captar recursos humanos, tanto de gente joven como de ‘seniors’ con experiencia y solidez para crear grupos de investigación”.

Pero sobre todo, subraya, “hace falta mayor participación de la industria biofarmacéutica y biotecnológica y más mecenazgo”.

Palau cree que además del beneficio social, la investigación puede ser útil para la industria porque algunas enfermedades raras como las que afectan a las mitocondrias se asocian al párkinson o el alzhéimer.

“Se requieren más recursos públicos y privados y más mecenazgo pero las estructuras están creadas y la investigación en España es importante y está bien fundamentada, y todo ello permite lanzar un mensaje claro de esperanza basado en la realidad, no en ilusiones de futuro”, concluye.

 

28 de febrero 2014 #VamosStargardt

Posted on Updated on

Hoy se celebra el Día Mundial de Las Enfermedades Raras que afectan en nuestro país a 3 millones de personas.

rare disease

Ojos que sufren por la tecnología

Posted on

 

 

Cuál es el efecto de las nuevas tecnologías sobre el ojo humano?

Usar constante y cotidianamente computadoras, celulares, videojuegos y otros dispositivos móviles por periodos largos representa un riesgo para la salud ocular, pues podría ocasionar estrés visual.

El usuario de los dispositvos está expuesto a fondos iluminados que muestran imágenes contrastantes y textos pequeños.

El doctor Rafael Alfonso Bueno García, coordinador de Servicios de Oftalmología y Retina para el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), explicó que este problema podría derivar en el ojo seco, en irritación ocular e incluso puede acelerar defectos de refracción como miopía y astigmatismo.

Este problema de salud radica en el inadecuado uso de la computadora, ya sea portátil o de escritorio, pues provoca el llamado síndrome de visión de computadora.

El síndrome se manifiesta cuando una persona pasa más de cuatro horas frente al monitor a una distancia menor de 30 centímetros y sin un ritmo adecuado de parpadeo, es decir, los ojos están contantemente expuestos al ambiente.

Aunado a este problema, los individuos llegan a presentar tensión ocular, sensación de cuerpo extraño en el ojo, dolor de cabeza e incluso visión doble o borrosa.

“Lo anterior conduce a impedir la nutrición, limpieza e higiene y a la humedad de la córnea, que es la capa más superficial del globo ocular”

Dijo el doctor José Luis Merino, miembro de la Sociedad Mexicana de Oftalmología Pediátrica (SMOP).

El doctor García enfatizó que el impacto de estas nuevas tecnologías aumenta al asociarlo con el número de individuos que emplean estos dispositivos.

Por ejemplo, las cifras indican que al menos 86 por ciento de las personas utilizan teléfono celular, 59 por ciento computadora personal y 54 por ciento laptop. Un 45 por ciento hace uso de una consola o dispositivo de videojuego, 14 por ciento smartphone y alrededor de 4 por ciento se inclina por las tabletas electrónicas.

No obstante, las nuevas tecnologías de imagen 3D impactan en igual o mayor medida. Producen trastornos visuales como ligera desorientación, fatiga visual y mareos, al provocar un movimiento artificial de los ojos tras requerir más esfuerzo visual.

El doctor Merino destacó que la población más perjudicada son los niños y adolescentes, pues es frecuente verlos usar estos dispositivos electrónicos portátiles con pantallas cada vez más pequeñas y a una distancia de 15 centímetros aproximadamente.

Esta práctica -subrayó el especialista- causa “vicios acomodativos” ya que los ojos tienen que hacer esfuerzo para ajustarse al tamaño de la pantalla.

Una secuela en algunos casos es la miopía inducida.

A su vez, el licenciado en Optometría Roberto Tapia Delgado, miembro del Colegio de Optometristas del Distrito Federal, dijo que no se trata de satanizar las nuevas tecnologías, sino de utilizar medidas de protección e higiene visual a fin de aprovechar los beneficios sin sobreesforzar la visión.

Para evitar estos problemas de salud, los especialistas coincidieron en que usar lentes con protección ultravioleta, antirreflejante y graduación, en caso de requerirse, puede ayudar a filtrar la intensidad del espectro de luz visible emitido por los monitores y pantallas para evitar el deslumbramiento y fatiga visual.

Lo recomendable, concluyeron, es ajustar el contraste y brillo del monitor o pantalla del dispositivo, descansar de 5 a 10 minutos por cada 40 de trabajo y fijar la mirada en el punto más lejano posible, así como parpadear para hidratar los ojos.

También recomendaron reducir el tiempo de uso de los videojuegos, realizar pausas al exponerse a imágenes 3D, y acudir a una revisión periódica con un especialista de la salud visual

FUENTE QUO