Reto de la salud visual: disminuir un 20% la ceguera para 2020

Posted on

Las patologías de la retina están detrás de tres de cada cuatro casos de ceguera. DMAE, rinopatía diabética y miopía patológica son enfermedades que hay que conocer para poder prevenir. La doctora Marta Suárez de Figueroa y el doctor Francisco Gómez-Ulla analizan en EFEsalud este problema y ofrecen claves para el bienestar visual

 

La doctora Marta Suárez de Figueroa es presidenta de la Sociedad Española de Retina y Vítreo; directora médica de VISSUM Madrid y Adjunta del departamento de Retina y Vítreo del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid; y el doctor y profesor Francisco Gómez-Ulla es director del Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla; presidente de la Fundación Retinaplus+; y catedrático de Oftalmología.

Ambos han participado en los debates “Desayunos de salud. Conocimiento y bienestar”, que EFEsalud organiza con la colaboración de la compañía farmacéutica Novartis.

En el mundo hay 39 millones de personas ciegas y en España unas 700.000. Detrás de una ceguera hay, en tres de cada cuatro casos, una patología de la retina, con la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE); la retinopatía diabética y la miopía patológica como causas principales.

El valor de la retina

  • Empezamos por conocer bien la retina. Doctora Suárez de Figueroa ¿Qué es y cómo funciona?

Doctora Marta Suárez de Figueroa: La retina es un tejido que hay en el ojo y cubre su parte posterior; es el tejido en el que se encuentra la primera neurona de la vía visual y la encargada de recibir la luz que entra en el ojo procedente del exterior para formar imágenes que son trasmitidas al cerebro.

Haciendo un símil, es como la película de una cámara de fotos, imprescindible. Solo una película que esté en condiciones idóneas es capaz de registrar imágenes de calidad.

  • Profesor Gómez-Ulla ¿Cuáles son las patologías de la retina?

Doctor Francisco Gómez-Ulla: Hay muchas, pero lo que es importante saber es que de las cuatro más importantes causas de ceguera, tres son producidas por enfermedades de la retina: la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), la retinopatía diabética y la miopía patológica.

La DMAE es la primera causa de ceguera en personas mayores de 65 años, propio del envejecimiento, y se produce una pérdida de la visión central.

No hay ceguera total, pero se pierden los pequeños detalles porque la mácula, que es el centro de la retina, se deteriora. Aparece una mancha en el centro de la visión y se ven las lineas torcidas y deformadas, este es un claro síntoma de alarma.

La rinopatía diabética, propia de la diabetes, genera alteraciones de los pequeños vasos de la retina, con hemorragias y salida de líquido produciendo un edema y perdida de visión.

La alta miopía o miopía patológica se produce por un estiramiento del globo ocular, lo que puede conllevar lesiones, desprendimiento de retina, lesiones en la mácula, cataratas, situaciones propias de un ojo que crece más de lo normal.

  • ¿Qué gravedad tiene el desprendimiento de retina?

Dr. Gómez-Ulla: Es grave pero tratable, hay unos 5.000 casos al año.

Dra. Suárez de Figueroa: De todas estas enfermedades, el 5 por ciento de la población puede tener alguna de ellas, por tanto, la prevalencia es alta.

Señales de alarma y prevención

  •  ¿A qué señales de alarma debemos estar atentos en patologías de la retina?

     

    La oftalmóloga Marta Suárez de Figueroa/EFE/Emilio Naranjo

Dra Suárez de Figueroa: Cada enfermedad tiene sus características. En la DMAE se observan imágenes torcidas y una mancha central; a veces también en la alta miopía.

En la rinopatía diabética a veces no hay síntomas y solo en exploraciones se observan esas lesiones; hay una pérdida de visión más que distorsión o manchas.

En el desprendimiento de retina se ven pequeñas mosquitas que flotan o fogonazos de luz, como chispazos; son signos de que el vítreo tira de la retina y puede romperla.

La prevención pasa por acudir al especialista con una exploración rutinaria en la población de riesgo ya que son enfermedades asintomáticas, como el desprendimiento de retina.

  • ¿Qué otras medidas preventivas se pueden adoptar?

Dr. Gómez-Ulla: En la DMAE y la rinopatía diabética la prevención fundamental es acudir al oftalmólogo y retrasar la aparición de la enfemedad.

En el caso de la rinopatía diabética es necesario un buen control metabólico, cuidando el azúcar en sangre, la dieta y el ejercicio físico; si el azúcar en sangre esta bien, la enfermedad se retrasa y aparecerán lesiones menos graves en la retina.

En la DMAE es importante la ingesta de antioxidantes y productos vegetales y frutas; la carga genética, el tabaquismo o la hipertensión favorecen su desarrollo, conviene una dieta equilibrada, con zinc y carnes rojas. Hay tres millones de personas en España que pueden desarrollar esta enfermedad.

Dra. Suárez de Figueroa: Tanto en la DMAE como en la retinopatía diabética uno de los puntos importantes, en la dirección que apunta el doctor, es la nutrición; en la DMAE una dieta sana, rica, frutas y verduras con vitaminas y antioxidanetes, y en los diabéticos, más enfasis en el control metabólico. Estos aspectos más la educación en la trascendencia de la alimentación es lo que simplifica la evolución de las lesiones y su severidad.

Hay que hacer hincapié en la difusión y prevención de los hábitos alimentarios. Hay un 13 por ciento de personas diabéticas, una enfermedad crónica y dura, muy pesada. Creo que en España no se ha puesto el énfasis necesario para enseñar a los pacientes diabéticos la importancia de la nutrición.

Concienciación

  • ¿Cómo es la situación en España de estas patologías respecto a otros países?

     

    El profesor Francisco Gómez-Ulla/EFE/Emilio Naranjo

Dr. Gómez-Ulla: Es comparable a otros países europeos, pero la concienciación de los diabéticos es menor en España.

El 50% de los diabéticos que han quedado ciegos nunca han acudido al oftalmólogo; este es un dato aplastante, un problema de educación diabetológica.

Si llegan a tiempo a nuestras manos, nosotros les vamos a evitar que se queden ciegos pero tienen que ayudarnos: retrasar la gravedad de la enfermedad y los controles para que el especialista en retina detecte que se trata de una enfermedad grave y le ponga la solución adecuada que la hay.

Se están refiriendo mucho a la diabetes, ¿no se perciben las complicaciones que puede suponer esta enfermedad?

Dra. Suárez de Figueroa: Hay una gran diferencia entre Oncología y Trastornos Cardiovasculares, que son enfermedades agudas con consecuencias inmediatas, y la Diabetes, donde los problemas no son inmediatos, sino a largo plazo. Pero lo que se hace hoy influye dentro de 20 años. Si no se practica un buen control la consecuencia puede ser la ceguera. Es un proyecto de cuidados a futuro.

Si a uno le dicen que tiene cáncer, rápidamente se entrega y afronta el tratamiento, pero ante la “rebeldía” del paciente diabético, hay que convencerles de que su esfuerzo logra una recompensa a largo plazo.

Tratamientos e investigación

  • ¿Cómo están los tratamientos de estas patologías?

Dr. Gómez-Ulla: Ha habido un gran avance en el arsenal terapéutico de las enfermedades de la retina.

Hace siete años había poco que hacer en DMAE pero ahora hay fármacos que inyectados dentro del ojo de forma repetida, los antiangiogénicos, tienen un resultado eficaz.

Esto ha cambiado el pronóstico; ahora podemos conseguir que el 90% de las personas, si llegan a tiempo con un diagnóstico precoz, mantengan su agudeza visual, y de ellos, casi un 30 por ciento pueden mejorar su visión, pueden seguir conduciendo y haciendo su actividad diaria.

Tratamos de conseguir que con la edad de jubilación no llegue una enfermedad discapacitante por una patología de retina, primera causa de depresión y caídas. Tenemos tratamientos eficaces. De enfermedad incurable ha pasado a crónica.

La rinopatía diabética también se trata con estos fármacos, y si no funciona, con cirugía.

  • ¿Y la investigación?

Dra. Suárez de Figueroa: En relación con la DMAE, hay otros fármacos antiangiogénicos como linea de investigación para simplificar la ruta de administración, con gotas en vez de inyeccciones.

También se trabaja en el trasplante de células madre, en fases iniciales, pero ojalá sean una vía para el futuro.

En el caso de los diabéticos, además de los antiangiogénicos, se está ensayando la posibilidad de los corticoides intraoculares para ver si pueden ser una herramienta útil asociada a estos fármacos; y se investiga en láseres menos molestos y lesivos en su aplicación al paciente en la retina.

En la miopía hay novedades en el campo quirúrgico, con nuevos dispositivos.

Dr. Gómez-Ulla: Hemos pasado de la medicina preventiva a la predictiva, conocer algunas enfermedades que puede desarrollar una persona para su tratamiento previo.

Dentro de la investigación, la farmacogenética y la farmacogenómica suponen la medicina personalizada en función de la genética.

El profesor Gómez-Ulla y la doctora Suárez de Figueroa hablan con Javier Tovar, responsable de EFEsalud/EFE/Emilio Naranjo

Cuidados y retos

  • ¿Los españoles cuidamos bien nuestros ojos? ¿Y los jóvenes?

Dra. Suárez de Figueroa: Creo que si cuidamos nuestros ojos y creo que en general el temor a tener un problema serio con la visión hace que acudamos a un especialista cuando hay un problema, pero no hacemos medicina preventiva.

Los niños antes de los seis años deben acudir al oftalmólogo; se pueden detectar, pro ejemplo, problemas como el ojo vago, que en esa edad es tratable.

Con patologías concretas las revisiones deben ser regulares, y si no las hay, una revisión cada 10 años, como mínimo..

Dr. Gómez-Ulla: No olvidemos la importancia de proteger los ojos en la playa con gafas de sol, todos, los niños también, y no por estética. Hay que protegerse de las radiaciones del sol, que están también en el agua y la arena, con filtros adecuados, no solo gafas coloreadas.

  • ¿Cuál es el reto de la salud visual?

Dra. Suárez de Figueroa: Evitar la ceguera, ser capaces a base de medicina preventiva o del tratamiento de las patologías.

Dr. Gómez-Ulla: El objetivo de la Fundación Retinaplus+ y de la Sociedad Española de Retina y Vítreo, al igual que del Instituto Oftalmológico,  es luchar contra la ceguera; combatir las enfermedades propias de la retina y mejorar la salud visual de la población en tres líneas, investigación, formación y difusión.

¿Y el objetivo central? Disminuir el número de casos de ceguera o enfermedades de la retina de aquí al año 2020 en un 15 o 20 por ciento.

Los debates “Desayunos de salud. Conocimiento y Bienestar”, que cuentan con la colaboración de Novartis, tendrán una nueva edición en las próximas semanas, con el objetivo de analizar una enfermedad y aportar información para mejorar el bienestar social.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s